SANTUARIO Y PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE LOURDES

Gruta y Basílica. Quinta Normal, Santiago de Chile.


Inicio > Presentación: Página Editorial


“MADRE DE CRISTO, SANA NUESTRAS HERIDAS Y AUMENTA NUESTRA FE”

Nuestra Señora de Lourdes

1858 - Fiesta de Nuestra Señora de Lourdes - 2018

En las Apariciones de Lourdes, Dios interviene en nuestro mundo por medio de María, llamando a los pecadores a la esperanza y a la conversión.

Lo esencial del Mensaje consiste sin duda en el envío de la Virgen Inmaculada como Mensajera de Dios.

“Yo soy la Inmaculada Concepción”; así se nombró a sí misma la Virgen. En María concebida sin pecado se revela la voluntad misericordiosa de Dios que, gratuitamente, sin mérito alguno de parte de María, la preservó de todo pecado. En Lourdes, radiante de luz, belleza y juventud, María se presenta a los hombres como signo de esperanza y como prueba de que Dios quiere liberar a los hombres del pecado.

A través de Bernardita, María dice a la humanidad: “Recen a Dios por la conversión de los pecadores”. “¡Penitencia, penitencia, penitencia!” “Vayan a beber y a lavarse a la fuente”. “Diga a los sacerdotes que se edifique una capilla y se venga en procesión”.

Porque todos somos pecadores, a todos llama María a la conversión, al retorno a Dios mediante la oración, la penitencia y la fe manifestada comunitariamente.

Desde hace más de un siglo, el manantial que María hizo brotar bajo los dedos de Bernardita queda como un símbolo visible de la purificación del pecado y de la vida nueva de la gracia.

Es, en toda su transparencia, el mensaje mismo del Evangelio anunciado a los pobres y pequeños, el Mensaje comunicado en Lourdes a Bernardita, la elegida de María, niña pobre, ignorante y enfermiza.

Los peregrinos que vienen al Santuario buscan en la intercesión de María el alivio de sus sufrimientos, tanto físicos como morales, la salud del cuerpo y del alma. Las curaciones son signos visibles de la Redención por la que Cristo libera al hombre del pecado y de sus consecuencias: el mal y el sufrimiento.

“Madre de Cristo, sana nuestras heridas y aumenta nuestra fe”.


SANTUARIO Y PARROQUIA DE LOURDES
Religiosos Asuncionistas

Santiago, 9 de febrero de 2018.

<< Página de Inicio <<

Información General | Mapa del Sitio | Condiciones de Uso | Salir a Portada