SANTUARIO Y PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE LOURDES

Gruta y Basílica. Quinta Normal, Santiago de Chile.


Inicio > Noticias > Comunicados


Comunicados > Editorial Agosto 2014

UNA IGLESIA SIEMPRE EN RECONSTRUCCIÓN

Basílica inundada

Queridos hermanos y hermanas en la fe:

El 13 de abril pasado, cuando celebramos el Domingo de Ramos, dábamos inicio en nuestro Santuario de Lourdes a la campaña de reconstrucción de nuestra Iglesia y Gruta.

En efecto, los daños causados por el terremoto del 27 de febrero de 2010 todavía tienen sus huellas en nuestras instalaciones. Las grietas en la cúpula de la Basílica como en la Gruta son hechos evidentes de lo sufrido con el sismo señalado. Cada invierno la lluvia nos recuerda que los techos no han sido reparados, la oscuridad en algunos lugares nos hacen tomar conciencia que los vitrales del Rosario no han sido repuestos. En fin, detalles importantes, otros mínimos que nos llevan a tener inquieta la conciencia y el corazón hasta que nuestro Santuario vuelva a manifestar su belleza original.

Esta cuestión tan gráfica y evidente nos hace pensar en que la Iglesia continuamente debe estar reconstruyéndose. Así como hay daños materiales, también la comunidad sufre daños espirituales que deben ser sanados. La rivalidad, la envidia, los deseos desenfrenados de protagonismo son como esas grietas que hacen que el edificio de la comunidad no se vea completo. La tristeza con la que viven tantos cristianos y cristianas, la desesperanza y amargura de los hombres y mujeres de fe privan a la humanidad en su conjunto de la belleza, de la alegría que significa el habernos encontrado con Jesús de Nazaret. Junto con una reconstrucción física, se requiere continuamente una reconstrucción espiritual. La gran pregunta que ha a travesado estos meses es ¿por qué reconstruir? ¿Por qué invertir energías, personas tiempo y recursos bastante elevados si ya estamos acostumbrados a las grietas (ya llevamos cuatro años con ellas), si podemos sacar con escobas el agua que inunda la iglesia después de cada lluvia...?

Se necesita reconstruir porque nuestro Santuario es un gran hospital de campaña. Aquí llegan los heridos de la vida: heridas físicas, sicológicas y espirituales. aquí se viene a pasar la convalescencia, a recuperar después de una larga lucha. Este Santuario es también como un gran árbol donde llegan los pájaros del cielo a descansar, retomar fuerzas, beber agua para emprender el vuelo.

De la misma manera, la comunidad de Jesús continuamente debe estar invirtiendo energías, recursos en su reconstrucción espiritual. No podemos, nos dirá el documento de Aparecida, continuar respondiendo a los desafíos actuales y a las nuevas preguntas de los hombres y mujeres de hoy desde una pastoral de la sola conservación de lo que siempre se ha hecho.

Estos meses de trabajo arduo, de momentos de cansancio y otros de gozo, nos han enseñado que la Iglesia debe estar continuamente reconstruyéndose, dejando que el Espíritu Santo la reconstruya permanentemente, para que pueda brillar ante los hombres, como signo de esperanza y consuelo.

P. ALDO GAJARDO A., a.a.
Párroco y Rector Santuario
Ntra. Sra. de Lourdes, Chile.

Santiago, Agosto de 2014.

<< Comunicados <<

Información General | Mapa del Sitio | Condiciones de Uso | Salir a Portada