SANTUARIO Y PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE LOURDES

Gruta y Basílica. Quinta Normal, Santiago de Chile.


Inicio > Noticias > Comunicados


Comunicados > Editorial Año de la Misión Territorial 2014

CON LA CRUZ DE BELÉN INICIAMOS UN NUEVO AÑO

Misión Territorial

Queridos Hermanos y Hermanas:

¡Gloria a Dios en el cielo y paz en la tierra!

Éste es el canto que llena de alegría la santa noche, la noche de Belén. Todos nos volvemos con mente y corazón hacia el misterio escondido en un pesebre y nuestros ojos se inclinan ante la debilidad de un Niño acostado en los brazos de su Madre. Es Navidad.

A todos ustedes les hago llegar nuestro saludo y bendición. Que la fuerza de Jesús los anime, que el amor de María los sostenga y que la fuerza decidida de José los ayude a lo largo del año nuevo 2014.

Quisiera en este saludo invitarlos a contemplar el pesebre y en esa mirada amante, poder pensar tres cosas:

1. Nació en un pesebre porque no había sitio en la posada para Él: Nuevamente me llega al corazón la palabra del Evangelio, dicha casi de pasada, que no había lugar para ellos en la posada. ¿Qué pasaría si María y José llamaran a nuestra puerta? ¿Habría lugar para ellos? ¿Tenemos un puesto para Dios cuando Él trata de entrar en nosotros? ¿Tenemos tiempo y espacio para Él? Y así se comienza, porque no tenemos tiempo para Dios. Cuanto más rápidamente nos movemos, cuanto más eficaces son los medios que nos permiten ahorrar tiempo, menos tiempo nos queda disponible. ¿Y Dios? Lo que se refiere a Él nunca parece urgente. Nuestro tiempo ya está completamente ocupado. ¿Tiene Dios realmente un lugar en nuestro pensamiento? Si no hay sitio para Él. Tampoco hay lugar para Él en nuestros sentimientos y deseos. Nosotros nos queremos a nosotros mismos, queremos la felicidad que se pueda experimentar el éxito de nuestros proyectos personales y de nuestras intenciones. Estamos completamente “llenos” de nosotros mismos, de modo que ya no queda espacio alguno para Dios. Y, por eso, tampoco queda espacio para los otros, para los niños, los pobres, los extranjeros.

2. El lugar donde Él nace: Jesús está viniendo hoy, está naciendo hoy. ¿Dónde nacerá hoy el Señor? ¿Cuál es el sitio que hoy elige para nacer? Sin lugar a dudas es en nuestro corazón, en el seno de nuestras familias, en el seno de la comunidad cristiana, pero también está naciendo en las demandas para una mejor educación, por un sistema de salud que cubra nuestras necesidades, en los esfuerzos por reducir la pobreza y acabar con el narcotráfico y las drogas que degradan al ser humano cada día.

3. Jesús vive en la gran ciudad: Jesús, el hijo de José y de María, el Dios hecho hombre, vive entre nosotros. Él vive en la gran ciudad. Basta escuchar y mirar con atención para descubrir tantos gestos de vida, de fraternidad, de solidaridad, de donación para encontrarnos con el rostro mismo de Dios. Él está saliendo a nuestro encuentro.

P. ALDO GAJARDO A., a.a.
Párroco y Rector Santuario
Ntra. Sra. de Lourdes, Chile.

Santiago, Navidad de 2013.

<< Comunicados <<

Información General | Mapa del Sitio | Condiciones de Uso | Salir a Portada