SANTUARIO Y PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE LOURDES

Gruta y Basílica. Quinta Normal, Santiago de Chile.


Inicio > Liturgia y Devoción > Oraciones


Oraciones > Gozos de la Virgen de Lourdes

GOZOS DE LA VIRGEN DE LOURDES

Virgen Procesional

Virgen Santa Inmaculada

de la Gruta misteriosa.

Acoge, Madre piadosa

de tus hijos la oración.

Allá en las verdes riberas,

donde sus aguas de plata

el manso Gave desata

dando vida, inspiración,

a la sombra de sus bosques

la humilde Lourdes rebosa.

De verduras tapizadas,

se levantan sus montañas

por cuyas ricas entrañas

con admirable primor

se desprende una ancha Gruta

que cubre silvestre rosa.

Hacia las faldas del monte

subió un día Bernardita,

la aldeana de Dios bendita

por sus gracias y candor,

a formar haces de leña

que diera fuego a su choza.

Súbitamente la Gruta

de luz un rayo ilumina,

y en medio de aureola divina

más espléndida que el sol,

la reina del cielo y tierra

su planta en la roca posa.

“No temas, hija querida,

levanta a mí tu mirada:

soy María Inmaculada,

soy la Madre de tu Dios:

por teatro elijo este sitio

de mi mano portentosa”.

Dijo la Virgen y envuelta

por los pliegues de una nube

al cielo de nuevo sube

que a su paso se entreabrió:

la aldeana vuelve a la vida,

de placer su alma rebosa.

Al pie de esta misma Gruta,

dieciocho veces la aldeana

de la Virgen soberana

la visita recibió,

otras tanto desafiando

al Malvado victoriosa.

Sellar quiso sus bondades

la Señora eternamente

con una límpida fuente

que entre las rocas brotó,

al contacto repentino

de la niña candorosa.

En esas aguas del cielo,

el hombre encuentra vida

huye la muerte aterida,

calma el triste dolor,

y en los triunfos de María

la Iglesia santa se goza.

El lejano peregrino

va a postrarse ante esta roca,

donde el mundo entero invoca

tu divina Concepción.

¡Bendita seas, María,

de Dios Madre, Hija y Esposa!

<< Oraciones <<

Información General | Mapa del Sitio | Condiciones de Uso | Salir a Portada