SANTUARIO Y PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE LOURDES

Gruta y Basílica. Quinta Normal, Santiago de Chile.


Inicio > Mensaje de Lourdes > Jubileo Lourdes 2008


Jubileo Lourdes 2008 > Indulgencia Plenaria 150° Aniversario Apariciones

Indulgencia Plenaria en el 150° aniversario de las Apariciones

S.S. Benedicto XVI

Benedicto XVI concedió a los fieles la indulgencia plenaria con motivo del 150° aniversario de las Apariciones de la Virgen María en Lourdes de Francia, según decreto publicado el 5 de diciembre de 2007 por la Santa Sede.

El decreto preveía que para que de esta conmemoración se deriven frutos crecientes de santidad renovada, el Sumo Pontífice Benedicto XVI ha establecido la concesión de la indulgencia plenaria a los fieles según las condiciones habituales. Estas condiciones implicaban el arrepentimiento y confesión de los pecados, comunión y oración por las intenciones del Papa.

Las modalidades para ganar la indulgencia plenaria en Lourdes fueron:

1. Visita durante el Año Jubilar (entre el 8 de diciembre de 2007 y el 8 de diciembre de 2008) los siguientes lugares en este orden: el Baptisterio Parroquial donde se bautizó Bernardita, la casa ("cachot") de la familia Soubirous, la Gruta de Massabielle y la Capilla del Hospicio donde Bernardita recibió la Primera comunión, "pasando el tiempo recogidos en meditación y concluyendo con un Padrenuestro, la Profesión de Fe en cualquier manera legítima (el Credo), la Oración Jubilar u otra invocación mariana".

2. Visita durante la Novena de Lourdes (entre el 2 y el 11 de Febrero de este año) cualquier templo, oratorio, gruta o lugar decoroso donde la imagen bendecida de la Virgen de Lourdes estuviera expuesta solemnemente a la veneración pública y ante la misma participaran en un acto de devoción mariana o al menos se recogieran en meditación y concluyeran con las mismas oraciones mencionadas en el punto anterior.

3. Los ancianos, los enfermos y todos los que por legítima causa no puedan salir de su casa o donde les retiene el impedimento lo lograban si, con ánimo alejado del pecado y con la intención de cumplir las tres condiciones necesarias apenas les sea posible, los días de la Novena, cumplían con el deseo del corazón una visita espiritual a los lugares antes indicados, rezando las oraciones citadas y ofreciendo a Dios con confianza, por medio de María, las enfermedades y dificultades de su vida.

El documento concluía indicando que para que los fieles pudieran participar más fácilmente en estos favores celestiales, los sacerdotes, aprobados para la escucha de las confesiones por la autoridad competente, debían prestarse con espíritu pronto y generoso a acogerles y guiar solemnemente el rezo de oraciones públicas a la Inmaculada Virgen Madre de Dios.

◄Jubileo Lourdes 2008◄

Información General | Mapa del Sitio | Condiciones de Uso | Salir a Portada