SANTUARIO Y PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE LOURDES

Gruta y Basílica. Quinta Normal, Santiago de Chile.


Inicio > Mensaje de Lourdes > Jubileo Lourdes 2008


Jubileo Lourdes 2008

150° Apariciones en Francia - 100° Gruta de Chile - 50° Consagración Basílica

Cardenal Errázuriz en Lourdes Chile Inicio Jubileo 2008 Virgen Peregrina de Lourdes

El Año Jubilar se extendió desde el 8 de Diciembre de 2007 hasta el 8 de Diciembre de 2008. El 11 de Febrero de 2008 celebramos los 150 años de las Apariciones de la Virgen a Bernardita en Lourdes de Francia. En Chile también celebramos los 100 años de nuestra Gruta. Y el 25 de Marzo del mismo año, nuestra Basílica cumplió los 50 años de su Consagración.

El Santuario de Massabielle fue visitado durante el Jubileo por el Papa Benedicto XVI. Y en Chile, la Virgen de Lourdes recorrió las Parroquias, Comunidades y Santuarios de la Zona Oeste de Santiago.

Significado del Jubileo:

El origen del jubileo es bíblico y se remonta bastante lejos en el tiempo. La Sagrada Escritura nos dice que, el séptimo día, Dios descansó de la obra de la creación que había realizado. También el hombre, hecho a imagen y semejanza de Dios, debe descansar el séptimo día, el Sábado. Pero el hombre es también un ser terreno. Por eso la tierra tiene también derecho al descanso.

Durante el año sabático se prohíbe al hombre trabajar la tierra, para que ésta descanse. El hombre debe cultivar la tierra, pero no explotarla hasta el punto de agotarla. Es una sabia visión. Pasados los siete años sabáticos, es decir, cada cincuenta años se celebra un año “jubilar”. La palabra viene del hebreo. El yobel es la trompeta que anuncia, en todo el país, el comienzo del año jubilar. El libro del Levítico (25, 8-17) explica en qué consiste el jubileo. Ese año las deudas deben ser perdonadas; las propiedades deben ser devueltas a su dueño. Es el año de un nuevo comienzo. Se comprende por qué la palabra “jubileo” se asocia a la alegría. Es la alegría de la liberación.

¿Funcionó realmente esta institución? Quizás no, pero la utopía era extraordinaria. El jubileo es “el año de gracia” anunciado por el profeta Isaías (61, 2) y realizado cuando Cristo comienza su misión (Luc. 4, 18).

Jubileo 1858-2008

JUBILEOS En la Iglesia de ayer y de hoy:

La tradición del Jubileo comenzó en la Iglesia Católica el año 1300. Periódicamente, los Papas han proclamado un año santo, un jubileo, durante el cual los cristianos pueden obtener la remisión de la pena debida por los pecados.

Se trata de la indulgencia que ha sido mal interpretada, pero que, en su significado profundo, es el signo más perfecto de la misericordia divina. La periodicidad de los años santos fue, al principio, cada 50 años como en los tiempos bíblicos, y más tarde, cada 25 años.

Pero, además de los jubileos ordinarios, los Papas pueden declarar jubileos extraordinarios. Así, en 1933 se celebró el Jubileo en el 1900º Aniversario de la Redención, que se alargó hasta el punto de que el Cardenal Pacelli, futuro Papa Pío XII, vino a Lourdes para clausurarlo, en abril de 1935.

1858, Año Jubilar:

Ahora bien, parece ser que las Apariciones tuvieron lugar durante uno de estos jubileos extraordinarios. En los tiempos difíciles por los que pasó la Santa Sede a mediados del siglo XIX, el Papa Pío IX proclamó tres jubileos extraordinarios: 1851, 1854 y 1858. Y es que, aunque el jubileo es una fiesta, es, ante todo, un año de oración y de conversión.

La organización del jubileo en las Diócesis corresponde a los Obispos. Así lo hizo Mons. Laurence, por medio de una carta pastoral con fecha del 20 de enero de 1858. Explica a sus párrocos cómo tendrán que proceder. Insiste, particularmente, en la necesidad de una predicación intensa durante quince días. Para desempeñar esta tarea, los párrocos podrán recurrir a religiosos o a otros sacerdotes.

Cuando llegó el tiempo de las Apariciones, el Párroco de Lourdes, el P. Peyramale, no había encontrado todavía predicador para su parroquia. Pregunta al Obispo qué hacer. No conocemos la respuesta del Obispo. Pero conocemos la de la Santísima. Virgen. El 18 de febrero, pide a Bernardita que venga a la Gruta de Massabielle los quince días siguientes.

Desconocemos, en gran parte, lo que se dijeron la Señora y Bernardita. Bernardita mantuvo celosamente el secreto, como la Señora le había pedido. Pero nos ofrece los elementos que deseaban el Papa y el obispo: una catequesis dse quince días, la oración, la penitencia. El párroco Peyramale, antes incluso de estar convencido por el nombre que la Señora se digna por fin pronunciar el 25 de marzo, reconocía que los confesionarios de la iglesia estaban llenos y que el entusiasmo del pueblo, durante la Cuaresma de 1858, era excepcional.

Lourdes Francia

“J” como Jubileo, “J” como Júbilo:

En sus orígenes bíblicos, el jubileo era un tiempo de júbilo, puesto que implicaba la anulación de las deudas. ¿Quién no se alegraría de ver desaparecer sus deudas?

Ahora bien, la miseria de la familia Soubirous no desapareció. Las trampas tendidas a Bernardita en este aspecto no funcionaron, ya fuesen trampas tendidas por personas bien intencionadas o por personas mal intencionadas. Bernardita siguió viviendo en el “calabozo” por algún tiempo. Cuando lo dejó, fue para ir a la escuela en la clase de los indigentes.

Durante toda su vida arrastró el persistente asma que había contraído durante su infancia de miseria. Se ocupó de los pobres. Se ocupó de las hermanas con abscesos repugnantes. Ella misma sufrió durante largos meses antes de morir, en 1879. ¿Dónde está el júbilo?

Según todos los testigos, Bernardita era de temperamento alegre e irradiaba alegría a su alrededor, ya fuese con los niños como con las hermanas de su comunidad. Más allá de la alegría natural, encontró la alegría en la entrega de su vida al servicio de los demás y en la unión con Cristo crucificado, tan cercano en la Eucaristía que tanto deseó y que tanto amó. En sus últimos meses, decía ser más feliz en su lecho de dolor que una reina en su trono. Y Bernardita no era una mujer que inventase frases piadosas para parecer ejemplar.

Lourdes, un jubileo permanente:

En la sinagoga de Nazaret, Jesús se aplicó a sí mismo las palabras del profeta Isaías: Dios “le ha enviado para anunciar el Evangelio a los pobres, para anunciar a los cautivos la libertad y a los ciegos la vista; para dar libertad a los oprimidos, para anunciar el año de gracia del Señor” (Luc. 4, 18-19). ¿No es esto lo que se realiza cada día en Lourdes, en los gestos, en el sacramento de reconciliación y en lo íntimo de los corazones?

La gracia del Jubileo es casi perceptible para el que sabe ver.

Logo Jubileo 2008

150 años de las Apariciones EN FRANCIA:

Fue un 11 de Febrero de 1858 cuando la Virgen María, en su maternal delicadeza, se dignó visitar nuestra tierra en el pueblito de Lourdes (Francia).

A través de signos, y de un conmovedor diálogo, confió a la pequeña Bernardita un sencillo Mensaje, actualización del “mensaje evangélico”: oración, penitencia, pobreza, conversión. Y se identificó diciendo:

“Yo soy la Inmaculada Concepción”.

Fue un eco del mismo dogma que cuatro años antes, el 8 de diciembre de 1854, el Papa Pío IX había proclamado solemnemente.

Durante todo el 2008 celebramos LOS 150 AÑOS de este acontecimiento mariano. Y ese mismo Mensaje resonó en nuestra Patria y se difundió gracias a la acción evangelizadora de los religiosos Asuncionistas, y quedó plasmado en esta GRUTA DE LOURDES desde el año 1908 y en esta imponente BASÍLICA consagrada en 1958, primer centenario de las Apariciones, por iniciativa y perseverancia del Padre Zenobio Goffart, asuncionista.

Jubileo 1858-2008

JUBILEOS ANTERIORES:

Estamos en sintonía permanente con el Santuario de Lourdes de Francia que, a su vez, hace memoria de las celebraciones de jubileos anteriores en torno a Lourdes.

1908: Cincuentenario. Se caracterizó por los alardes de retórica y por el desfile de los "curados milagrosamente".

1958: Primer Centenario. Quedó marcado por el trabajo histórico del sacerdote Laurentin y la construcción de la Basílica de San Pío X .

2008: Los 150 años. En este comienzo del tercer milenio, hemos pretendido valorar y poner de relieve la misión de Lourdes, en el marco de la “nueva evangelización”. Por su mensaje inicial y por su siglo y medio de  historia, Lourdes ha sido llamada a realizar un papel providencial en unos cuantos campos apostólicos. De ahí se desprende el eje principal del Jubileo que acabamos de vivir.

El Año Jubilar se extendió desde el 8 de Diciembre de 2007 hasta el 8 de Diciembre de 2008.

Bernardita, en su vida religiosa, trató de ser útil. Con esta perspectiva se abordó el Jubileo de 2008: ¿En qué ha podido ser útil Lourdes, en nuestros días, al anuncio del Evangelio?

S.S. Benedicto XVI en Lourdes Francia

Jubileo en Lourdes Francia:

¿Qué ha sido Lourdes Francia después de las Apariciones?

“¿Quiere usted hacerme el favor de venir aquí durante 15 días?", "Vaya a decir a los sacerdotes que se construya aquí una capilla y que se venga en procesión.", "Yo soy la Inmaculada Concepción”. Estas pocas palabras, dichas por María a Bernardita, son la base de la proyección internacional de Lourdes. Durante el Jubileo acudieron a Lourdes de Francia nueve millones de personas, procedentes de todos los continentes. Su primer objetivo: acudir a la Gruta de las Apariciones, lugar de la intimidad entre María y Bernardita, para presentar y confiar su vida a la Madre de Dios. Lourdes es para nuestra humanidad una tierra de Esperanza.

LOURDES FRANCIA RECIBE A S.S. BENEDICTO XVI

MASIVA CELEBRACIÓN EN FIESTA DE NUESTRA SEÑORA DE LOURDES EN MASSABIELLE

INDULGENCIA PLENARIA EN EL 150° ANIVERSARIO DE LOURDES

Pendón Jubileo en Lourdes Chile

Jubileo en Lourdes Chile:

Inauguración y Clausura Jubileo en Lourdes Chile. La Virgen Peregrina en la Zona Oeste de la Santiago. Lourdes Chile en comunión con visita del Papa a Francia. Peregrinación chilena a Massabielle. Himno y Oración del Jubileo en Chile. Fiesta del 11 de Febrero de 2008: 150 años de las Apariciones y 100 años de la Gruta de Lourdes Chile. Reviva estos y otros acontecimientos jubilares en nuestro país, haciendo click en el subtítulo o aquí.

Gruta de Lourdes Chile

GESTOS JUBILARES” EN NUESTRA GRUTA:

LA “GRUTA” es el corazón del Santuario de Lourdes, un corazón abierto todos los días y en constante movimiento por la presencia permanente de tantos peregrinos que se sienten aquí como en casa, y acogidos por la Blanca Señora. Realizamos algunos trabajos para hacerla más acogedora. Estos trabajos consistieron en la limpieza y pintura de la misma Gruta y su entorno, la iluminación y algunos detalles del entorno. Si bien el Jubileo terminó, invitamos a los peregrinos a que realicen el “Camino de la Gruta” y el “Camino de Bernardita”.

Camino de la Gruta”:

Su objetivo es imitar aquí la costumbre del Lourdes de Francia, es decir, que los peregrinos caminen por el interior de la Gruta. Comienza junto a la estatua de Bernardita, continúa por el interior de la Gruta, empleando el signo del agua, y culmina con la veneración al trozo de la Roca de la Gruta de Francia que posee el Santuario al lado de la entrada a Sacristía.

Camino de Bernardita”:

Es otro “gesto jubilar” que consiste en hacer el recorrido, siguiendo los pasos de Bernardita, de las 18 Apariciones que, en sus respectivas ermitas, actualizan este acontecimiento.

<< Mensaje de Lourdes <<

Información General | Mapa del Sitio | Condiciones de Uso | Salir a Portada