SANTUARIO Y PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE LOURDES

Gruta y Basílica. Quinta Normal, Santiago de Chile.


Inicio > Liturgia y Devoción > Misa de Ntra. Sra. de Lourdes


MISA DE NTRA. SRA. DE LOURDES

Solemnidad del día 11 de Febrero

Virgen Altar Basílica

Presentamos la Misa de la Solemnidad de Nuestra Señora de Lourdes. Las lecturas bíblicas y las oraciones son las oficiales en español para celebrarse en los Santuarios dedicados a la Virgen de Lourdes. En esta misa, por ser solemnidad, se cantan el Gloria y el Aleluya -aún cuando el 11 de Febrero quede dentro de la Cuaresma- y se reza el Credo. Las motivaciones en general y las peticiones de la Oración Universal son sugerencias para los equipos de liturgia y no necesariamente corresponden a las que se utilizan en el Santuario de Lourdes de Santiago (Chile).

1. INTRODUCCIÓN:

Hoy se cumplen ... años de las Apariciones de la Virgen Inmaculada en Lourdes de Francia. En un día como hoy, Bernardita inició su experiencia maravillosa de diálogo con la Virgen. María le confió un Mensaje (oración, penitencia y conversión) y pidió una capilla, lugar de encuentro y peregrinación para miles de enfermos de alma y cuerpo para compartir con Ella sus sufrimientos y esperanzas.

La Virgen nos ofrece a su hijo. Ella nos dice: “aquí está el único que te puede dar la plena felicidad” y, al mismo tiempo, como intercesora le dice a Jesús: “no abandones a los hijos que me diste al pie la cruz, ellos te necesitan”.

Celebrar la fiesta de Lourdes es aventurarnos en un nuevo camino: ser discípulos y misioneros aferrados a Cristo y cariñosamente protegidos por María.

La Fiesta de Lourdes es fiesta de alegría y de esperanza, porque es la celebración de nuestra Madre. Es un buen momento para reorientar nuestra vida conforme a las enseñanzas del Señor Jesús.

Vamos a celebrar la Eucaristía como hermanos, unidos a toda la Iglesia Universal...

2. CANTO INICIAL (SUGERENCIAS):

a) ¡Qué alegría! (Salmo 121)

b) Jerusalén, Jerusalén.

c) Somos un pueblo que camina.

d) Vienen con alegría.

3. SALUDO DEL SACERDOTE

4. RITO PENITENCIAL:

Hijo de Dios que, nacido de María, te hiciste nuestro hermano...

SEÑOR, TEN PIEDAD.

Hijo del hombre, que conoces y comprendes nuestra debilidad...

CRISTO, TEN PIEDAD.

Hijo primogénito del Padre, que haces de nosotros una sola familia...

SEÑOR, TEN PIEDAD.

5. GLORIA

En este día en que celebramos la Solemnidad de Nuestra Señora de Lourdes, alabemos a Dios que es Padre, Hijo y Espíritu Santo con el canto del Gloria.

6. ORACIÓN COLECTA:

SACERDOTE: Padre Santo, que velas con bondad sobre tu pueblo, has querido que la Virgen María recuerde a Bernardita las enseñanzas de tu Hijo: abre nuestros corazones a su mensaje de oración y de penitencia, para que la luz del Evangelio ilumine nuestra vida. Por Nuestro Señor Jesucristo ... Amén.

7. Primera Lectura: Isaías 60, 1-6.

El profeta Isaías nos muestra a la Jerusalén transformada por la luz de Dios. En ella se reunirán las verdaderas riquezas de la humanidad: fe, comprensión, fraternidad.

Lectura del Profeta Isaías:

¡Levántate, Jerusalén, envuelta en resplandor, porque ha llegado tu luz y la gloria del Señor brilla sobre ti! La oscuridad cubre la tierra, la noche envuelve a las naciones, pero el Señor brillará sobre ti y sobre ti aparecerá su gloria.

Las naciones vendrán hacia tu luz, los reyes vendrán hacia el resplandor de tu amanecer. Levanta los ojos y mira a tu alrededor: todos se reúnen y vienen hacia Ti. Tus hijos vendrán desde lejos, tus hijas serán traídas en brazos.

Tú, al verlos, estarás radiante de alegría, tu corazón se llenará de gozo; te traerán los tesoros de los países del mar, te traerán las riquezas de las naciones. Te verás cubierta de caravanas de camellos, que vienen de Madián y de Efá; vendrán todos de Sabá, cargados de oro y de incienso, y proclamarán las acciones gloriosas del Señor.

Palabra de Dios.

8. Salmo Responsorial: Judith 13, 18-20.

En la alabanza de Ozías a Judith reconocemos a María, vencedora del pecado. A ella le cantamos.

BENDITA ERES TÚ,

ENTRE TODAS LAS MUJERES.

Bendita, Tú, Hija del Dios altísimo, entre todas las mujeres de la tierra,

y bendito el Señor Dios, creador del Cielo y de la tierra,

que te guió para aplastar la cabeza

del jefe de nuestros enemigos.//

Tus alabanzas estarán siempre en la boca

de cuantos tengan memoria del poder de Dios.

Que Dios te colme de bienes

y que los hombres te glorifiquen.//

Porque no vacilaste en exponer tu vida

al ver la humillación denuestro pueblo;

has alejado la ruina que nos esperaba

por tu perfecta sumisión a Dios.//

9. Segunda Lectura : Apocalipsis 21, 1-5a.

Esta lectura del Apocalipsis nos habla del cielo nuevo y de la tierra nueva que están destinados a los hombres que han llegado a ser totalmente hijos de Dios.

Lectura del libro del Apocalipsis:

Yo, Juan, vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra habían dejado de existir, y también el mar.

Vi la Ciudad santa, la nueva Jerusalén, que bajaba del cielo de la presencia de Dios. Estaba arreglada como una novia vestida para su prometido.

Y oí una fuerte voz que venía del trono, y que decía: "Dios vive ahora entre los hombres. Vivirá con ellos, y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. Les secará todas las lágrimas de sus ojos, y ya no habrá muerte, ni llanto, ni lamento, ni dolor, porque todo lo que antes existía ha dejado de existir".

El que estaba sentado en el trono dijo: "Yo hago nuevas todas las cosas”. Y también dijo: “Escribe, porque estas palabras son verdaderas y dignas de confianza”.

Palabra de Dios.

10. EVANGELIO: Lucas 1, 26-38.

María se dejó guiar por la fe, a pesar que parecía imposible lo anunciado por el Ángel Gabriel. El “sí” de María es determinante en el plan de salvación de Dios para la humanidad.

ALELUYA: Feliz Tú, Virgen María, que creíste que se cumplirá lo que se te ha prometido de parte del Señor.

Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo según San Lucas:

A los seis meses (del anuncio hecho a Zacarías), mandó Dios al Ángel Gabriel a un pueblo de Galilea, llamado Nazaret, a visitar a una joven virgen llamada María, que estaba comprometida para casarse con un hombre llamado José, descendiente del rey David.

El Ángel entró al lugar donde ella estaba, y le dijo: "¡Te saludo, predilecta de Dios! El Señor está contigo".

María quedó sorprendida ante estas palabras, y se preguntó qué significaría aquel saludo.

El Ángel le dijo: "No tengas miedo, María, porque Dios te ha concedido su favor. Ahora vas a quedar encinta: tendrás un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Él será grande y lo llamarán Hijo del Altísimo. Dios, el Señor, lo establecerá como rey sobre el trono de David, a fin de que reine para siempre sobre el pueblo de Israel, y su reinado no tendrá fin".

María le preguntó al Ángel: "¿Cómo puede suceder eso, si no vivo con ningún hombre?".

El Ángel le contestó: "El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo descansará encima de ti como una nube. Por eso, a la criatura consagrada que va a engendrarse se la llamará Hijo de Dios. Y ahí tienes a tu parienta Isabel: en plena vejez va a tener un hijo, y ya está de seis meses la que tenía fama de estéril. Y es que para Dios no hay nada imposible".

María contestó: "Aquí me tienes como la esclava del Señor. Que se lleve a cabo en mí lo que me has dicho".

Palabra del Señor.

(Evangelio alternativo: Lucas 1, 39-56)

11. HOMILÍA

12. CREDO:

Renovemos nuestra fe en Dios Padre Creador, en Jesucristo, su Hijo y nuestro hermano y en el Espíritu Santo que es el amor y la fuerza que nos impulsa. Proclamemos nuestra fe diciendo: CREO...

13. ORACIÓN UNIVERSAL

Respondemos:

JESÚS, HIJO DE MARÍA, ESCUCHA NUESTRA ORACIÓN.

Por el Papa, los obispos, los sacerdotes, los diáconos y la multitud de mujeres y hombres consagrados a tu servicio, para que siempre sean alegres testigos de Cristo. OREMOS.

Por los gobiernos de las naciones, para que en todos los pueblos reine la paz y la justicia. OREMOS.

Por nuestros hermanos que sufren hambre, persecución, soledad, ingratitud, tristeza, enfermedad, miseria. Que todos sientan la protección misericordiosa de Dios y reciban el apoyo de nosotros sus hermanos. OREMOS.

Por todos y cada uno de nosotros (peregrinos en este Santuario), para que con la ayuda maternal de la Virgen de Lourdes iniciemos un nuevo camino, una nueva vida, un camino de conversión. OREMOS.

Pidamos en silencio por todas las intenciones que cada uno de nosotros guarda en el fondo del corazón … OREMOS.

14. PRESENTACIÓN DE LOS DONES:

Presentamos Pan y Vino, frutos de la tierra y del trabajo de la gente. Ofrecemos también nuestras alegrías, preocupaciones, esperanzas y las intenciones que encomendamos a la Santísima Virgen de Lourdes.

SUGERENCIAS PARA CANTAR:

a) Te presentamos el Vino y el Pan (o bien, “El Vino y el Pan te presentamos” ).

b) Pan y Vino sobre el Altar.

c) Sabemos que vendrás.

d) Después de preparar (o bien, “Un día de bodas…” ).

15. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS:

SACERDOTE: Que estos dones, Señor, procuren tu gloria y que, fieles como la Virgen María al espíritu de amor que nos reúne, hagamos de nuestra vida una ofrenda digna de Ti. Por Nuestro Señor Jesucristo... Amén.

16. PLEGARIA EUCARÍSTICA: Prefacio Propio.

SACERDOTE: En verdad, Padre Santo, es bueno reconocer tu gloria en el triunfo de tus elegidos, y para festejar a la Virgen María que se nombró en Lourdes la Inmaculada Concepción, repetir su cántico de acción de gracias. Has extendido tu misericordia a todas las edades y revelado tus maravillas a la tierra entera, escogiendo a tu humilde servidora para dar al mundo un salvador, tu Hijo, el Señor Jesucristo…

17. SANTO

18. CONSAGRACIÓN: Aclamación cantada. Que sea eucarística.

19. DOXOLOGÍA FINAL

20. PADRE NUESTRO

21. RITO DE LA PAZ

22. CORDERO DE DIOS

23. COMUNIÓN:

Compartimos la Cena del Señor. Llenos de alegría nos acercamos a recibir a Jesús, Pan de Vida y Fuente de Salvación.

SUGERENCIAS PARA CANTAR:

a) El Señor nos da su amor.

b) Señor, Tú eres nuestro Pan.

c) Si yo no tengo amor.

d) Hambre de Dios ( = “No podemos caminar con hambre bajo el sol…” ).

SE RECOMIENDA USAR COMO SEGUNDO CANTO UNO DEDICADO A MARÍA, ESPECIALMENTE UNO PROPIO DE LOURDES (VER CANTOS)

23. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN:

SACERDOTE: Señor, Dios nuestro, hemos respondido a la llamada de nuestra Madre, la Virgen María y hemos celebrado la Eucaristía en la alegría. Fortalecidos por el cuerpo y la sangre de tu hijo, haz que seamos en medio del mundo testigos de tu amor. Por Nuestro Señor Jesucristo... Amén.

24. BENDICIÓN FINAL.

25. DESPEDIDA:

CANTO FINAL: Ave de Lourdes (Para escuchar melodía, pulse aquí)

<< Liturgia y Devoción <<

Información General | Mapa del Sitio | Condiciones de Uso | Salir a Portada