SANTUARIO Y PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE LOURDES

Gruta y Basílica. Quinta Normal, Santiago de Chile.


Inicio > Asuncionistas > La Gran Familia de la Asunción


La Gran Familia de la Asunción > Mi hermano Jean Pierre Bouteil (1940-2010)

MI HERMANO JEAN PIERRE

P. Jean Pierre Bouteil, a.a.

Buscando una palabra que definiera a mi hermano en religión, el P. JEAN PIERRE BOUTEIL, a.a., he creído encontrarla diciendo que era simplemente un hombre de comunión, diría “un ícono de comunión”.

Un hombre que humana y religiosamente creaba lazos de comunión entre hombres y mujeres que fue progresivamente frecuentando.

Un hombre que supo unir indisolublemente su amor a Dios con el cariño hacia su querida familia en la lejana Francia, siempre pendiente de cada uno, especialmente en sus periódicas visitas al hogar paterno.

Un hombre que como religioso vivió profundamente nuestra Regla de Vida: “los asuncionistas, somos religiosos que vivimos en comunidad apostólica”, en fraternidad agustiniana.

Un hombre que por la unción sacerdotal se comprometió a borrar todo vestigio de división, separación o enfrentamiento, siendo literalmente “pontífice”, puente, entre el Padre y los hombres entre sí. Por donde pasaba Jean Pierre dejaba una estela de afecto, tejía una red de unidad.

Un hombre que con salud o enfermedad, como sencillo religioso o un sacerdote más, nunca perdió el sentido de su identidad humana, de su identidad religiosa o de su identidad sacerdotal. Los cargos y honores no lo hacían sentirse superior a los demás.

Excelente hermano de Comunidad: resultaba grato convivir con él: se mostraba servicial incluso en la mesa, delicado con sus hermanos a quien siempre evitaba herir, bueno para la talla y las bromas, fraterno hasta en los pequeños detalles, expresando de mil maneras ese “espíritu de familia” que hemos recibido en herencia de nuestro Fundador, el Padre Manuel D'Alzon.

Pastor de su pueblo en distintas partes: desde Lota a Valparaíso, desde Robert Kennedy hasta Pomaire y a su querido Ecuador… en su sed insaciable de misionero que llevaba en su alma. Culminaría este peregrinar misionero, en nuestro Santuario, en esta misma Gruta de Lourdes, que fue testigo de su cercanía a los peregrinos, de sus ricas enseñanzas, de voz melodiosa, de su corazón inflamado por la pasión del Reino. Su gran gozo era celebrar la Eucaristía en esta Gruta para avivar la llamita aún vacilante de una fe en crecimiento.

Quiera el Señor que esa sangre derramada sea semillero que, en primaveral germinación, produzca frutos abundantes de nuevas vocaciones religiosas y sacerdotales para la Iglesia, para la Patria y para su querida familia de la Asunción.

Se ha dicho con razón que los difuntos siguen hablando (defunctus adhuc loquitur): escuchemos su débil voz que se va extinguiendo el tiempo y en el espacio, para que, como un eco, siga resonando invitándonos a vivir en profunda comunión con Jesucristo, con María, con la Iglesia, y entre todos nosotros.

JEAN PIERRE, hijo, hermano, sacerdote, amigo: descansa en la Paz de tu Señor, acunado en los brazos de nuestra Madre de Lourdes, y no te olvides de tus hermanos, que siempre te recordaremos con amor.

P. HÉCTOR GARCÍA O., a.a.
Párroco y Rector Santuario
Ntra. Sra. de Lourdes, Chile.

Santiago, 24 de octubre de 2010.

ARTÍCULO RELACIONADO:

Fallecimiento Padre Jean Pierre Bouteil (1940-2010)

<< La Gran Familia de la Asunción <<

Información General | Mapa del Sitio | Condiciones de Uso | Salir a Portada