SANTUARIO Y PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE LOURDES

Gruta y Basílica. Quinta Normal, Santiago de Chile.


Inicio > Liturgia y Devoción > Devociones


Devociones > El Mes de María

EL MES DE MARÍA

Virgen de Lourdes

LA DEVOCIÓN DEL MES DE MARÍA:

Desde el 8 de noviembre hasta el 8 de diciembre, Día de la Inmaculada Concepción, rezamos en Chile la tradicional devoción del Mes de María. Es una época del año donde renace la primavera, florecen los árboles y se cosechan los primeros frutos. En el mundo espiritual acontece algo semejante en torno a MARÍA. Ella es la Madre de Jesús y Madre nuestra, que con su sola presencia atiza el amor, garantiza la unidad y crea ambiente de familia. La devoción del Mes de María, que se acostumbra a rezar en parroquias, comunidades, colegios y grupos familiares, se caracteriza por tener dos oraciones propias que están presentes todos los días en que dura este ejercicio de piedad. En cada jornada, puede incluirse el rezo del Santo Rosario y se puede meditar una lectura bíblica. La celebración termina cada día con el infaltable canto “Venid y Vamos Todos”.

ESTRUCTURA PARA UNA CELEBRACIÓN DEL MES DE MARÍA:

En caso de celebrarse con Eucaristía, el Rosario y la Oración Inicial del Mes de María se rezan antes de la Misa, el Evangelio correspondería al de la Liturgia de la Palabra y el signo puede adaptarse para que complemente la Presentación de los Dones. La Oración Final del Mes de María se reza al término de la Celebración Eucarística, junto al Canto Final.

1. EL SANTO ROSARIO DESDE EL PRINCIPIO HASTA LAS LETANÍAS A LA VIRGEN

2. ORACIÓN INICIAL DEL MES DE MARÍA:

¡Oh, María!, durante el bello mes que te está consagrado, todo resuena con tu Nombre y alabanza. Tu Santuario resplandece con nuevo brillo y nuestras manos te han elevado un trono de gracia y de amor, desde donde presides nuestras fiestas y escuchas nuestras oraciones y votos.

Para honrarte, hemos esparcido frescas flores a tus pies y adornado tu frente con guirnaldas y coronas. Mas, ¡oh, María!, no te das por satisfecha con estos homenajes; hay flores cuya frescura y lozanía jamás pasan y coronas que no se marchitan. Éstas son las que Tú esperas de tus hijos, porque el más hermoso adorno de una madre es la piedad de sus hijos y la más bella corona que pueden poner a sus pies es la de sus virtudes.

Sí, los lirios que Tú nos pides son la inocencia de nuestros corazones. Nos esforzaremos pues, durante el curso de este mes consagrado a tu gloria, ¡oh, Virgen Santa! en conservar nuestras almas puras y sin mancha, y en separar de nuestros pensamientos, deseos y miradas, aun la sombra misma del mal.

La rosa, cuyo brillo agrada a tus ojos es la caridad, el amor a Dios y a nuestros hermanos. Nos amaremos pues los unos a los otros como hijos de una misma familia cuya madre eres, viviendo todos en la dulzura de una concordia fraternal.

En este mes bendito, procuraremos cultivar en nuestros corazones la humildad, modesta flor que te es tan querida y con tu auxilio llegaremos a ser puros, humildes, caritativos, pacientes y esperanzados.

¡Oh, María!, haz producir en el fondo de nuestros corazones todas estas amables virtudes, que ellas broten, florezcan y den al fin frutos de gracia, para poder ser algún día dignos hijos de la más Santa y de la mejor de las madres. Amén.

3. EVANGELIO O LECTURA BÍBLICA:

Presentamos una lista de Lecturas Bíblicas para cada día del Mes de María, basada en la vida de Jesús junto a su Madre, la Virgen María, y su Esposa, la Iglesia. Estas lecturas son solo sugerencias y pueden no coincidir con las utilizadas en nuestro Santuario ni con las propuestas por la Conferencia Episcopal de Chile en su manual oficial que se renueva cada año.

Noviembre 8: La Anunciación. Lucas 1, 26-38.

Noviembre 9: La Visita de María a Santa Isabel. Lucas 1, 39-45.

Noviembre 10: El Magníficat. Lucas 1, 46-55.

Noviembre 11: El Nacimiento de Jesús. Lucas 2, 1-7.

Noviembre 12: La Visita de Pastores y Ángeles a la Sagrada Familia. Lucas 2, 8-20.

Noviembre 13: La Epifanía del Señor. Mateo 2, 1-12.

Noviembre 14: La Presentación de Jesús en el Templo. Lucas 2, 22-40.

Noviembre 15: El Hallazgo del Niño Jesús perdido en el Templo. Lucas 2, 41-52.

Noviembre 16: El Bautismo de Jesús. Mateo 3, 13-17.

Noviembre 17: Jesús es tentado en el Desierto. Mateo 4, 1-11.

Noviembre 18: Juan proclama a Jesús como el Cordero de Dios. Juan 1, 29-34.

Noviembre 19: El Anuncio del Reino de Dios. Marcos 1, 14-20.

Noviembre 20: El Primer Milagro en las Bodas de Caná. Juan 2, 1-12.

Noviembre 21: Jesús elige a los Doce Apóstoles y envía a los primeros misioneros. Mateo 10, 1-13.

Noviembre 22: Las Bienaventuranzas. Mateo 5, 1-12.

Noviembre 23: La Transfiguración del Señor. Lucas 9, 28-36.

Noviembre 24: Jesús nos enseña a orar. Lucas 11, 1-13.

Noviembre 25: Jesús entra a Jerusalén. Mateo 21, 1-11.

Noviembre 26: El Mandamiento más importante. Mateo 22, 34-40.

Noviembre 27: La Institución de la Eucaristía en la Última Cena. Lucas 22, 1-23.

Noviembre 28: La Oración de Jesús en el Huerto. Lucas 22, 39-53.

Noviembre 29: El Vía Crucis de Jesús. Juan 19, 1-24.

Noviembre 30: Jesús muere estando María al pie de la Cruz. Juan 19, 25-30.

Diciembre 1: La Resurrección del Señor. Mateo 16, 1-8.

Diciembre 2: Los Discípulos de Emaús. Lucas 24, 13-35.

Diciembre 3: La Ascensión del Señor. Marcos 16, 15-20.

Diciembre 4: La Venida del Espíritu Santo sobre los Apóstoles. Hechos 2, 1-11 ó Juan 20, 19-23.

Diciembre 5: La Iglesia, Pedro y el Papa. Mateo 16, 13-19.

Diciembre 6: La Asunción de María, Reina de todo lo Creado. Apocalipsis 12, 1-10 ó Lucas 1, 39-56.

Diciembre 7: Cristo, Rey del Universo. Mateo 25, 31-46.

Diciembre 8: Día de la Inmaculada Concepción. Lucas 1, 26-38.

4. HOMILÍA Y/O REFLEXIÓN

5. ORACIÓN DE LOS FIELES (SUGERENCIAS DE PETICIONES):

Respondemos: “ESCÚCHANOS, SEÑOR, TE ROGAMOS”.

a) Por nuestra Iglesia, por el Papa, los Obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas, para que fieles al seguimiento de Cristo, sigan anunciando con valentía y entusiasmo el mensaje de salvación. CON MARÍA, ROGUEMOS AL SEÑOR.

b) Por nuestro país, por sus gobernantes, para que sintiéndonos responsables de las necesidades más urgentes, sepan buscar caminos de justicia para con todos. CON MARÍA, ROGUEMOS AL SEÑOR.

c) Por todos los cristianos de Latinoamérica y el Caribe, para que seamos discípulos misioneros de Cristo, “levadura” de bien y “luz” de santidad de nuestro mundo. CON MARÍA, ROGUEMOS AL SEÑOR.

d) Por los padres y madres de familia, para que sepan siempre apreciar la belleza de una vida sencilla, donde reine el amor, cultivando día a día la relación conyugal y la gran misión de ser padres. CON MARÍA, ROGUEMOS AL SEÑOR.

e) Por los niños y jóvenes, esperanza del nuevo milenio, para que, ante ejemplos y modelos de auténtica dignidad humana, sean ayudados a construir la civilización del amor y de la paz. CON MARÍA, ROGUEMOS AL SEÑOR.

f) Por los enfermos, los tristes, los marginados, para que María Santísima acompañe y consuele su sufrimiento. CON MARÍA, ROGUEMOS AL SEÑOR.

g) Por todos nosotros, para que María acoja nuestras necesidades y nos ayude a renovar nuestro compromiso de “discípulos misioneros de la vida”. CON MARÍA, ROGUEMOS AL SEÑOR.

6. SIGNO (SEGÚN EL TEMA DEL DÍA. PUEDE ACOMPAÑARSE CON UN CANTO A MARÍA, VER CANTOS)

7. ORACIÓN FINAL DEL MES DE MARÍA:

Oh María, Madre de Jesús, nuestro Salvador y nuestra buena Madre. Nosotros venimos a ofrecerte con estos obsequios que colocamos a tus pies, nuestros corazones, deseosos de agradarte y a solicitar de tu bondad un nuevo ardor en tu santo servicio.

Dígnate presentarnos a tu Divino Hijo, que en vista de sus méritos y a nombre de su Santa Madre, dirija nuestros pasos por el sendero de la virtud. Que haga lucir con nuevo esplendor la luz de la fe sobre los infortunados pueblos que gimen por tanto tiempo en las tinieblas del error; que vuelvan hacia Él y cambie tantos corazones rebeldes cuya penitencia regocijará su corazón y el tuyo. Que convierta a los enemigos de su Iglesia y que en fin encienda por todas partes el fuego de su ardiente caridad. Que nos colme de alegría, en medio de las tribulaciones de esta vida, y de esperanza para el porvenir. Amén.

8. CANTO FINAL: Venid y Vamos Todos (Para escuchar melodía, pulse aquí)

<< Devociones <<

Información General | Mapa del Sitio | Condiciones de Uso | Salir a Portada